https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

jueves, 3 de febrero de 2011

TIRAMISÚ



Como estamos cerca de San Valentín, voy a ir poniendo cosas que pueden hacer los románticos empedernidos como yo. Vamos a estrenar la receta de los bizcochos de soletilla con esta exquitita tarta que es de las más ricas de mi hermana. Hay que tener cuidado al mezclar la gelatina, pero es la única dificultad que tiene. A los que como a mí no os guste el café, lo podéis sustituir por leche con dos cucharadas de cacao sin azúcar, se revuelve y si quedan grumos, se cuela. Si queréis dejarla un poco más consistente, se puede añadir una hoja de gelatina más. Si hay problemas al disolverla se echa una cucharada más de agua.

- 2 planchas de bizcocho pincha aquí finas o bizcochos de soletilla pincha aquí
- 1/2 kg. de queso mascarpone
- 1/2 kg. de nata
- 400 grs. de azúcar
- 300 c.c. de café fuerte
- 8 yemas de huevo
- 6 láminas de gelatina
- 2 cucharadas de amaretto
- 2 cucharadas de agua
- cacao amargo

Se coge un molde rectangular de 32 cm. por 22 cm. Se cubre el fondo con una plancha de bizcocho o con bizcochos de soletilla. Si se usan los bizcochos y hace falta montar unos encima de otros para que quede el fondo cubierto se montan un poco. Se emborrachan con el café o con el cacao con leche. No mucho para que no quede luego el líquido suelto por ahí. Se monta la nata en frío y se deja a temperatura ambiente. Se montan las yemas con el azúcar hasta que estén espumosas y se añade el queso. Se deja también a temperatura ambiente. Se pone la gelatina en agua fría 5 minutos, se escurre y se disuelve en el amaretto y el agua. Se deja también a temperatura ambiente. Lo de dejarlo todo a temperatura ambiente es porque si la gelatina se mezcla con frío cuaja y luego os encontrais como trozos de silicona, bastante desagradables. Se mezcla la nata con el queso y luego se mezcla con cuidado la gelatina. La mitad de la crema se echa en los bizcochos, se espolvorea con cacao, se pone otra plancha de bizcocho o capa de bizcochos, se emborracha sin pasarse, se cubre con el resto de la crema y se mete en la nevera. Cuando cuaja es conveniente cortar raciones individuales y congelar lo que no se vaya a comer porque las yemas de huevo están en crudo y así se evitan problemas de salmonelosis. A la hora de servir se espolvorea con el cacao.

1 comentario:

  1. me encanta el tiramisu, este te ha quedado genial, besos

    ResponderEliminar