https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

miércoles, 9 de octubre de 2019

BIZCOCHOS DE CALAVERA


- 195 grs. de harina
- 1 cucharadita de levadura en polvo
- 1/2 cucharadita de sal
- 200 grs. de azúcar
- 1 cucharada de cacao en polvo
- 1 cucharada de canela en polvo
- 1 cucharadita de jengibre en polvo
- 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo
- 150 grs. de mantequilla derretida fría
- 2 huevos grandes
- 125 c.c. de leche
- 1 cucharadita de vainilla
- colorantes en gel
- lombrices de gominola

Se mezclan los ingredientes secos, se bate la mantequilla con el azúcar, se añaden los huevos de uno en uno y la vainilla, cuando esté bien mezclado se echa un tercio de los ingredientes secos y la mitad de la leche, cuando esté integrado se añade otro tercio de los ingredientes secos y el resto de la leche, se termina con el último tercio de los ingredientes secos.
Se engrasa con mantequilla y harina el molde de calaveras, se echa media taza de la masa en uno de los huecos, vamos cogiendo medias tazas de masa y las vamos tiñendo con colorante en gel de diferentes colores. Se mete en el horno a 180ºC durante 20 minutos.
Se deja reposar 10 minutos y se vuelca el molde en una rejilla para que enfríen las calaveras.
Cuando están frías se hacen unos agujeros en los ojos y se meten las lombrices.
Es probable que a los niños no les gusten tan especiadas, así  que podéis echar menos especias o no echarlas, en este caso, yo echaría una cucharada más de harina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario