A medida que voy visitando blogs, me doy cuenta de que casi todos tienen un texto inicial escrito por el creador o creadora. Como de informática sé lo mínimo que se puede saber, acabo de enterarme de que también puedo hacerlo yo, aunque no sé si sabré. Ya que no lo hice en su día, voy a ponerme a ello ahora que mañana hace dos años que inaguré el chiringuito y aprovechando que ya paso de los diez mil visitantes, es una buena forma de celebrar las dos cosas.

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos y me lo hizo en diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho. La mayoría de las recetas son fáciles de hacer y las que no lo son, no es que sean difíciles, es que llevan más tiempo. Para publicarlas tienen que gustar a un mínimo de cuatro personas, si no, no las publico. Si veis que alguna receta tiene una palabra en rosa, normalmente es otra receta, así que sólo tenéis que clicar en ella y os lleva directamente a esa otra receta.

Quiero dar las gracias a todos mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro, el marido de mi amiga Rosa, piensa que cocinando hago un bien a la humanidad. Reitero mi agradecimiento a todos y bienvenidos a mi casa.















Seguidores

jueves, 15 de noviembre de 2012

MERMELADA DE SIDRA







Después de varios exprerimentos que si quita agar-agar, que si pon más agar-agar conseguí la textura de mermelada sin tener que echarle nada más. Al próximo experimento iba a echarle manzana, pero gracias a Dios no hizo falta. 
La foto de abajo es de mermelada de  sidra dulce, se hace igual. La sidra dulce es el zumo de manzana sin fermentar. Se machacan las manzanas con un mayu, y el resultado se llama magalla, esta magalla se mete en un aparato llamado masera y ahí se exprime. Hay que tener cuidado de no tomar mucha porque puede producir problemas intestinales.


- 1/2 litro de sidra natural (fermentada) o sidra dulce (sin fermentar)
- 1/2 kg. de azúcar
- 2 cucharaditas de agar-agar

Se pone la sidra con el azúcar a cocer por lo menos diez minutos para que pierda bien el alcohol. Se le añade al agar-agar, se disuelve y se deja al fuego un minuto  revolviendo, se deja enfriar a temperatura ambiente y se mete en la nevera. Una vez en la nevera engorda más, hay que revolverla de vez en cuando  para que quede homogénea. 
Si se usa sidra dulce, se deja hervir hasta que se disuelva el azúcar.

4 comentarios:

  1. Que idea tan fantástica. Me encanta. En cuanto tenga ocasión la pongo en practica ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola, me llamo Susana, y me ha encantado esta originalidad. Solo una pregunta: se puede hacer conserva al baño maría de esta mermelada, para poder hacer cantidad y conservarla en la despensa, lo digo por el agar-agar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, no sé qué decirte. La última vez que hice la de sidra dulce, como me salió bastante, la guardé en un tuper en la nevera y aguantó casi tres meses sin problema. Yo probaría a hacerla y apartaría un bote para la conserva a ver qué tal. No suelo hacer conservas porque normalmente hago la mermelada con la fruta de temporada.

      Eliminar
    2. Ok, gracias por responderme. Probaré con un tarro aparte y haré la prueba, la abriré dentro de unos meses, a ver qué tal le ha ido. Un saludo!!!

      Eliminar