https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

lunes, 2 de febrero de 2009

CARAJITOS DEL PROFESOR




En Asturias, a pesar de ser una sola provincia y no muy grande, tenemos una variedad de recetas dulces y saladas envidiable. Cada zona tienes sus dulces típicos. Hoy voy a poneros la receta más fácil que se me ocurre, pero amenazo con ir complicando la cosa. Los carajitos son típicos de Salas y se llaman del profesor porque hace muchos años había una confitería que se llamaba así y les quedó el nombre. Esta receta la saqué el libro de Maria Luisa García que es una cocinera muy famosa, creo que de Mieres. Se pueden hacer con avellana o nuez.

- 20 cucharadas de avellana molida (150 grs.)
- 4 cucharadas de azúcar
- 1 clara de huevo

Se mezcla la avellana con el azúcar y luego se va añadiendo la clara de huevo poco a poco hasta hacer una bola. No debe de quedar demasiado blanda ni demasiado seca. Puede que no haga falta usar toda la clara, o puede necesitarse un poco más, depende del tamaño del huevo.Se hacen bolas del tamaño de una nuez, y se aplastan, se pone en la bandeja del horno y se cuecen a 180ºC hasta que doren (unos 20 minutos). Salen unas doce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada