https://www.facebook.com/ifeltloveshop?fref=ts

Este blog nació sin ninguna pretensión, animada por amigos y conocidos. Me lo hizo en Diciembre de 2008 Eloy, un amigo de mi hermano Nacho.

Como ya vamos a cumplir seis años en unos días, pensé celebrarlo encargándole a María de I felt love, el dibujo de la cabecera.

Es un homenaje a la cocina de carbón de mis abuelos, a Blossom la perra de mi hermano Nacho, que comía todo lo que pillaba en la encimera y me echaban a mí la culpa hasta que un día comió calamares en su tinta y dejó las huellas por toda la cocina y entre que todo el mundo sabe que en mi vida probé un calamar en su tinta y que dejó la prueba del delito ya se creyeron que los otros robos no los había perpetrado yo.

Todas las recetas que hay publicadas las puede hacer cualquiera, si las hago yo, le salen a prácticamente todo el mundo.

Quiero daros las gracias a mis seguidores, a los que ponéis comentarios y a la gente que como Pedro el marido de mi amiga Rosa, cree que cocinando hago un bien a la humanidad.

Espero que os guste el cambio y seguís siendo bienvenidos a mi casa.

Seguidores

viernes, 10 de febrero de 2012

BROWNIES PETIT FOURS


Esta receta la pongo en postres porque queda muy fina y muy rica, además al cortar tan pequeños los brownies, casi se pueden comer de un bocado.

- 100 grs. de mantequilla
- 85 grs. de chocolate
- 65 c.c. de whisky
- 200 grs. de azúcar
- 2 huevos
- 1 cucharadita de vainilla
- 90 grs. de harina
- ¼ de cucharadita de bicarbonato
- 3 cucharadas de café soluble
Glaseado
- 260 c.c. de nata
- 340 grs. de chocolate

Se derrite el chocolate con la mantequilla, y se deja enfriar. Se cubre un molde de 20 cm. x 20 cm con papel aluminio y se engrasa. Se mezcla el whisky con el café. En el chocolate se echa el azúcar mezclando bien. Se añaden los huevos, la vainilla y el whisky y se bate todo. Mezclar la harina con el bicarbonato y añadir al chocolate. Se echa en el molde y se hornea a 175ºC 30 minutos.
Cuando está frío se desmolda y se corta en cuadraditos de dos cm. y medio.
Para el glaseado se hierve la nata y se aparta del fuego. Se añade el chocolate y se revuelve hasta que está derretido. Con la mitad del chocolate se bañan los brownies y se meten en la nevera dos horas. El resto del glaseado se bate, cuando engorda, se mete en una manga pastelera y se adornan los brownies.

3 comentarios:

  1. Qué buenos, me encantan los brownies y así parece que pecas menos, no?

    Besos

    ResponderEliminar